¡Bienvenid@s!

Esperamos que disfrutéis de las series tanto como lo hacemos en este blog.

¡Gracias por visitarnos!

Contacta

pastelitoschicotropicos@gmail.com

Enlázanos

Enlázanos

Ahora mismo nos visitan...

Follow the leaders!

Aviso

Los enlaces publicados en Pastelitos Chicotrópicos fueron encontrados en la Web. Nos limitamos a compartir la información, no la proveemos.

Blog Archive

viernes, 23 de abril de 2010

Repaso al 1x08 de Glee.

A estas alturas todos sabemos que Glee no es la típica serie sobre institutos, ¿verdad? Esto queda aún más patente cuando le dedican un capítulo al granizado. Pues sí, el capítulo en cuestión se llama Mash-up  (combinación) y es mi favorito junto con el siguiente.


Lo primero que vemos, precisamente es cómo alguien se sirve un granizado, con el que va recorriendo los pasillos del instituto mientras amaga que va a lanzárselos a los distintos "marginados" del coro... Hasta llegar a Finn, que es el que lo sufre. Cuando pregunta al chico que se lo ha lanzado por qué lo ha hecho, le dice que al estar en el coro y haber dejado embarazada a Quinn está por debajo del equipo de Hockey (al que Karofsky -el que ha lanzado el granizado- pertenece).


Vamos a la sala de profesores, donde Schue está comiendo cuando llegan Emma y Ken para pedirle si puede hacer una mezcla entre las canciones I could have danced all night y The thong song para su boda y él se ofrece a darles clases de baile como regalo.

En el aula de ensayo, Quinn está limpiando de granizado a Finn, y ella se muestra preocupada porque ya no son populares. Mercedes, por su parte, se preocupa porque si ellos dejan de ser populares, el resto no tiene escapatoria. En esto, llega Schue, proponiéndoles que intenten hacer una mezcla con una de sus canciones favoritas, que se lanza a cantar él dado que Finn tiene granizado en los ojos y Puck dice que no es su estilo.

Después de eso, se ve a Quinn y a Finn en el despacho de Emma preguntándole cómo podrían volver a ser populares. Mientras Quinn le está explicando por qué es tan importante para ella ser popular, Emma se despista al ver a Schue a través de la ventana y dice que las gafas de sol le hacen muy sexy. Para arreglarlo, les dice a los chicos que las gafas de sol son una buena herramienta para ser populares, cuando Finn se emociona diciendo que con ellas podría estar mirando sus pechos sin que se diera cuenta, Quinn le da un codazo y Emma les dice que lo más importante es que sean ellos mismos.


Schue en el aula de ensayo, a la que se dirige Emma vestida de novia. Cuando él le pregunta por qué lo lleva puesto, ella le dice que es de su prima y que cuando ésta se casó, en el baile el novio le pisó el vestido por no haber ensayado con él puesto y el matrimonio duró unos pocos meses. Así pues, Schue empieza a bailar la canción que eligió Ken, hasta que se tropieza y cae arrastrando a Emma sobre él y él le sugiere comprar otro vestido, mientras Ken observa la escena tremendamente celoso.

En el entrenamiento del equipo de fútbol, los compañeros de Finn empiezan a cuestionar sus decisiones, hasta que uno dice dudar de que sea lo suficiente hombre como para haber dejado embarazada a Quinn y le pregunta si está seguro de que no lo hizo otro por él. Así que ahí empieza la pelea. Ken les separa y entonces se da cuenta de que no está Puck. Cuando Finn le dice que está preparando algo para el coro, Ken dice que necesitan ser un equipo y pasar más tiempo juntos, así que pone un entrenamiento adicional los días que hay ensayo del coro. Cuando Finn protesta, Ken le dice que tendrá que elegir.


Vamos ahora a la casa de Rachel, donde está ensayando junto a... ¡Puck! Éste dice que le están doliendo los oídos y pide un descanso... Para después preguntar a Rachel si quiere que se besen. Así que se enrollan mientras Puck recuerda lo que sucedió una semana antes en su casa...

Flashback a lo que sucedió ese día. Estaban él, su madre y su hermana viendo La lista de Schindler en una festividad judía y en un momento dado su madre le echó en cara que no era mejor que los nazis porque no sale con una chica judía. Esa noche soñó que Rachel entraba por su ventana y vio que llevaba una estrella de David al cuello.


Después de ese sueño, tenemos otro flashback de lo que pasó al día siguiente. Otra vez recorremos los pasillos junto a alguien que lleva un granizado en la mano. Cuando llega a Rachel, ésta se prepara para recibirlo, pero resulta que es Puck ofreciéndoselo.

Volvemos al momento actual (cuando Rachel y él se están enrollando, sí). Él se dice que fue muy fácil conseguirlo, así que supone que estaba bastante desesperada... Y, mientras tanto, ella se imagina que él es Finn. Entonces Rachel para y dice que no puede salir con nadie que no sea suficientemente valiente como para cantar un solo y siente que eso no va a funcionar.

Ensayo del coro. Schue llega y pregunta a los chicos si han pensado algo para la combinación que les propuso, pero los chicos no han conseguido nada. En ese momento Puck dice que él ha preparado algo y se marca un Sweet Caroline que dedica a Rachel ante una Santana celosa y una Quinn que empieza a mirarle con otros ojos.


Por los pasillos del instituto, vemos a Finn y a Quinn con las gafas de sol, felicitándose por la idea de llevarlas, cuando se encuentran rodeados por todo el equipo de fútbol con granizados en sus manos... Que les lanzan a ellos, sí, era predecible, pero a ellos les pilla de sorpresa. Uno de los del equipo le dice que esté preparado para lo que vendrá como no vaya al entrenamiento especial.

Sue en su sección de las Noticias habla, después, a favor de los matrimonios con animales. Cuando terminan de emitirlo, el presentador, Rod, se acerca a Sue y le dice que necesita una mujer fuerte y con carácter y que piensa que puede ser ella, después de que su mujer muriera ahogada, así que quedan en que la llamará.


En el siguiente cambio de escena nos encontramos con Sue y Schue bailando como si fueran los mejores amigos del mundo, sorprendiéndose éste del cambio operado en ella. Entonces ella le confiesa que está enamorada después de una cita con Rod en la que jugaron a los barquitos y que la invitara a una maratón de baile. Él le dice que se la ve feliz y que se alegra de cómo ha tratado a Quinn con el tema del embarazo, a lo que ella responde que Quinn es sólo una niña confundida que merece su compasión y termina diciendo que no volverá a perseguirle por el coro, aunque ahora es Ken el que está haciendo elegir a los chicos.

Así que Schue aborda a Ken en los vestuarios para preguntarle qué le sucede y éste le contesta que no le gusta sentirse el premio de consolación con respecto a Emma. Schue dice que nunca animó a Emma en ese sentido, pero que nunca le paró los pies, y le pide disculpas. Aún así, Ken mantiene el entrenamiento.


Pasillos del instituto, donde Rachel va cogida del brazo de Puck hablando de algún actor de Broadway y le dice que tiene que trabajar el Si pero que es un muy buen intérprete y que es un honor para ella ir de su brazo... Cuando aterriza en la cara de Puck el contenido de un vaso de granizado.

Después se ve a a Rachel aclarando el pelo de Puck en el servicio de los chicos, donde él se disculpa por haberlo hecho con ella y dice que es una humillación demasiado grande, así que elegirá el fútbol en vez del coro.

Volvemos a Schue, que está en su pausa para la comida y ha acompañado a Emma a probarse un traje de novia nuevo, y para comprobar si puede bailar con él, se marcan un I could have danced all night en la tienda.


En la siguiente escena, nos encontramos a todos los miembros del coro, salvo a los futbolistas, mirando el reloj. Los primeros que llegan son los dos secundarios. Tras ellos, llega Puck.

El que no llega es Finn, que está en el entrenamiento de fútbol.

Cambiamos de escena y volvemos a acompañar a alguien que lleva un granizado en sus manos y que llega hasta donde están Rachel y Kurt. Se trata de Finn, que sabe que tiene que lanzárselo, ya que el resto del equipo se la tiene jurada por haber anunciado que elegía el coro en las duchas. El problema es que no quiere. Así que Kurt le quita el vaso de las manos y se lo echa a sí mismo, pidiéndole que piense en si alguno de sus "amigos" del equipo de fútbol hubiera hecho algo así por él. Finn se queda con la boca abierta.

Ahora acompañamos a Sue, que va a la cadena de televisión fastuosamente ataviada... Con un traje de hombre... ¿Y qué se encuentra? A Rod enrollándose con su compañera (Andrea). Él le dice que ese día no tiene que grabar y Sue le contesta que quería enseñarle su traje para el baile. Andrea entonces interviene diciendo que el año anterior la llevó a ella y quedaron terceros y él le pregunta a Sue si es que acaso pensaba que eran algo serio, a lo que ella contesta que con ella no puede ser de otra forma, así que anula la cita y se va.


Entrenamiento del equipo de fútbol, que Puck está observando desde las gradas. En esto, Rachel se acerca y le dice que espera que no haya elegido el coro por ella, porque cree que su relación no va a funcionar. Él le dice que iba a romper con ella de todas formas porque no le deja meterle mano y le pregunta si está enamorada de Finn. Ella por su parte le dice que se ha fijado en cómo mira a Quinn y él contesta que ellos nunca van a romper. Ella le confiesa que empezó a salir con él porque pensaba que así Finn se pondría celoso y le pregunta si pueden seguir siendo amigos. Puck le contesta que nunca lo han sido y se va.

En el campo, Schue se acerca a Finn y le dice que está dejando que otros tomen las decisiones que debería tomar él, también le dice que le recuerda a él mismo y le pide que vuelva al coro.

Así, pues, Finn va a hablar con Ken en los vestuarios y le dice que él es el líder del equipo, pero el tener que elegir entre el coro y el equipo, le dificulta serlo. Ante esto, Ken anula el entrenamiento extra.

Pero no todo podía ser bueno, ¿verdad? Así que tenemos a Sue que increpa a Schue por los pasillos del instituto. Ante esto, él le pregunta si las cosas funcionaron con Rod y ella contesta que no. Tras esto, Sue se cruza con Quinn y la echa de las animadoras.

Tras eso, Schue se dirige al despacho de Emma para decirle que no ha conseguido hacer ninguna combinación para que las canciones de su boda suenen bien juntas, a lo que ella contesta que es imposible que ambas canciones peguen.


Ahora vamos al ensayo, donde Finn ha decidido invitar a todos a granizado al volver al coro. Artie en ese momento le dice a Schue que ninguno ha conseguido hacer una combinación con la canción que les dio. Todos están alegres, menos Quinn, que dice que ahora que está fuera de las animadoras va a recibir un granizado en la cara todos los días, a lo que Schue contesta que hay once personas que la ayudarán a limpiarse.

Cuando Schue pega un trago a su granizado, dice que no puede imaginarse la sensación de recibir uno en la cabeza. Ante esto, todos se miran y Artie le pregunta si nunca le han lanzado uno. Cuando se acercan a Schue con actitud desafiante, éste les dice que son un equipo.

Y termina cubierto por granizado, como no podía ser de otra forma.

Próximamente, las canciones de este capítulo. Besos!!

0 comentarios: