¡Bienvenid@s!

Esperamos que disfrutéis de las series tanto como lo hacemos en este blog.

¡Gracias por visitarnos!

Contacta

pastelitoschicotropicos@gmail.com

Enlázanos

Enlázanos

Ahora mismo nos visitan...

Follow the leaders!

Aviso

Los enlaces publicados en Pastelitos Chicotrópicos fueron encontrados en la Web. Nos limitamos a compartir la información, no la proveemos.

Blog Archive

miércoles, 28 de abril de 2010

The Pacific - Séptima parte

La dificulta de la batalla de Peleliu sigue presente en este capítulo, en el que los días avanzan y las tropas japonesas siguen resistiendo atrincheradas en las colinas y en las fortificaciones que se extienden por toda la isla. Eugene Sledge se convierte en el protagonista claro e indiscutible del episodio.

Aunque nos lo muestran algo avanzado el episodio, volvemos a ver a John Basilone cumpliendo con su papel de héroe, con el que al parecer cada vez se siente menos a gusto. Los recuerdos de la guerra le vuelven constantemente y cada vez está más incómodo y más fuera de lugar.


Con Leckie y Yardas de baja por haber sido heridos en combate durante el episodio anterior en el aeródromo de Peleliu, el peso del episodio recae sobre Eugene. Esta vez, a los Marines les toca hacer frente a los japoneses que, como comentaba más arriba, se defienden mediante un complicado sistema de túneles subterráneos, comunicados entre sí por toda la isla, lo que hace mucho más difícil conseguir avanzar posiciones porque nunca se sabe por dónde van a salir.

El cansancio y la desesperación dejan huella en los soldados que poco a poco van desmoralizándose. Hay que tener en cuenta que ya no es sólo el estancamiento que sufren, sin poder avanzar apenas, sino también la forma de luchar que tienen los japoneses, que prefieren morir matando antes que rendirse. Por otro lado, están las condiciones climatológicas de la isla, no precisamente agradables...


Eugene entabla cierta camaradería con el capitán, que es el superior más querido por sus hombres y que no duda en jugársela si es preciso. Antes de enfrentarse directamente a los japos, mientras acuden a la batalla, Eugene y su grupo se cruzan con otro grupo de Marines que regresa y, entre ellos, Eugene ve a Risitas (el último del clan de Leckie que queda en Peleliu) malherido en una camilla. Precisamente Eugene tiene entre sus misiones acudir con la camilla de un lado a otro en medio del intercambio de tiros con los japoneses, arriesgándose también a que le den, pero es la única forma de intentar sacar a algún herido de allí, aunque a veces te lo matan por el camino.

Una de las bajas fundamentales del episodio es precisamente el capitán, cuya muerte deja a todos con la moral por los suelos. Incluso Eugene, que se había mantenido más o menos sereno, está a punto de perder los papeles y cometer una tropelía con un cadáver japonés, cosa que no sucede finalmente.


Los Marines son relevados de Peleliu y vuelven a Pavuvu para descansar un poco. Me llamó la atención el detalle de cómo Eugene se queda mirando a las enfermeras que sirven limonada a los recién llegados, porque parece que al suerño no le hace eso mucha gracia y no termino de entender el motivo...


En fin, acabamos con la cruenta y larga batalla de Peleliu pero aún nos queda guerra por delante. Hasta la semana que viene.

0 comentarios: