¡Bienvenid@s!

Esperamos que disfrutéis de las series tanto como lo hacemos en este blog.

¡Gracias por visitarnos!

Contacta

pastelitoschicotropicos@gmail.com

Enlázanos

Enlázanos

Ahora mismo nos visitan...

Follow the leaders!

Aviso

Los enlaces publicados en Pastelitos Chicotrópicos fueron encontrados en la Web. Nos limitamos a compartir la información, no la proveemos.

Blog Archive

martes, 19 de enero de 2010

HIMYM - Repaso al 5x13 "Jenkins"

En este episodio Barney ha estado un poco desaparedido but, uhm... No va a ser siempre el que lleve la voz cantante, ¿no?

¡Conozcamos al Jenkins del título!


Digo... a Jenkins.


Todos creíamos que Jenkins era un tipo gracioso cuando en realidad es una tipa graciosa. Marshall había mantenido a todo el mundo en esa idea para que Lily no se pusiera celosa... Pero Lily acaba descubriendo quién es Jenkins y ni rastro de celos. Marshall se extraña pero sus amigos (Ted y Robin) le explican lo que sucede: Lily y él son una pareja en la que uno es el conformista (el que se ha conformado con algo por debajo de su nivel) y otro el afortunado (el que ha conseguido a alguien por encima de su nivel). Marshall es el afortunado. Obviamente esto a Marshall le hace poca gracia y le hace todavía menos cuando habla con Lily, le da el coñazo incansablemente, y ella acaba diciendo que quizás ella sea la conformista.


Las cosas no pueden quedarse así, así que tendrá que darle celos a Lily y la presentación se le pone a huevo cuando Jenkins, de pronto y sin mediar palabra, le planta un beso. Marshall, apuradísimo el pobre, vuelve a casa y se lo cuenta todo a Lily que cree que es una manera de que se ponga celosa... Pero Marshall vuelve a tener suerte y Jenkins se ofrece a pedirle perdón a Lily y explicarle que todo fue producto de una borrachera. Mientras lo explica, Lily va desvistiéndose (se quita el pañuelo, se quita la chaqueta) y le entrega las prendas a Barney que observa la escena mientras Marshall apostilla cada frase de Jenkins con un "¡Pasó!" para que quede bien claro... Y Lily sí estaba celosa...

¡Ojo a la cara de Barney! LOL

Por otra parte, Robin descubre que tiene fans entre los estudiantes de Ted, cosa que al soltero de oro le extraña muchísimo. Todo tiene una explicación fácil: Robin dice continuamente "but, uhm..." en todas sus entrevistas, así que los estudiantes se han inventado un juego de beber, es decir, cada vez que lo dice, beben. Ted y Barney hacen la prueba y bueno, sí, el juego da resultado.
 

Y claro, para que Robin deje de pavonearse, Ted le suelta la razón de que sus estudiantes sigan su programa. Así que Robin intenta reprimirse en su siguiente entrevista, sabiendo que Ted y sus estudiantes están pendientes de ella y sus but, uhm's, pero al ver que le resulta imposible, opta por la estrategia de no parar de decirlo y causa una importante resaca. But, uhm... ¡les está bien empleado!


0 comentarios: