¡Bienvenid@s!

Esperamos que disfrutéis de las series tanto como lo hacemos en este blog.

¡Gracias por visitarnos!

Contacta

pastelitoschicotropicos@gmail.com

Enlázanos

Enlázanos

Ahora mismo nos visitan...

Follow the leaders!

Aviso

Los enlaces publicados en Pastelitos Chicotrópicos fueron encontrados en la Web. Nos limitamos a compartir la información, no la proveemos.
viernes, 10 de septiembre de 2010

Mad Men - 4x07 "The Suitcase"

El capítulo recupera la intensidad que se había perdido -o más bien estaba más baja de lo normal- en los episodios anteriores. No hace falta más que pasar una noche en SCDP con Don y Peggy.


Don recibe una llamada desde California, de Stephanie, que sabe que no va a traerle nada bueno. La enfermedad de Anna va a ser el motivo de la llamada sin ninguna duda y por eso mismo, Don decide retrasar todo lo posible llamar y enterarse de lo que sucede. Por eso, no acude con Roger a la cena  ni al combate entre Clay y Liston, y se queda en la oficina dándole vueltas a un anuncio de Samsonite con Peggy. Ella no tiene más remedio que quedarse aunque iba a salir a cenar con su novio Mark para celebrar su cumpleaños. Por cierto, también se ha acordado del cumpleaños de Peggy Duck Phillips, que ha vuelto a la bebida como ya se vio fugazmente en el anterior episodio. Éste le envía un regalo a Peggy y le ofrece montar una agencia juntos, pero Peggy sospecha que no tiene trabajo y está bebido cuando habla con él.


En fin, que Peggy se queda a regañadientes con Don pensando que va a poder escaparse pronto a la cena, pero nada de eso. Habla varias veces con Mark que acaba diciéndole que está esperándola con toda su familia para una cena sorpresa -ya no es sorpresa, evidentemente. Peggy termina discutiendo con él y rompiendo por teléfono, y ya que no tiene a dónde ir, se queda con Don, con el que también discute por el trabajo de Samsonite, por tenerla allí, por todo... Pero hay que ponerse a trabajar y la noche da para mucho. Las ideas que se les ocurren no les convencen a ninguno de los dos, pero hay tiempo para todo, hasta para escuchar las cintas que grabar Roger en las que hay unos cuantos cotilleos.


Don y Peggy salen a cenar y a tomar una copa, y poco a poco hablan de algo más que de trabajo, como del por qué la madre de Peggy odia a Don (cree que fue el causante de su embarazo), y además se enteran del resultado del combate: Clay gana. Cuando vuelven a la oficina, mientras Don intenta recomponerse de la borrachera que lleva, Duck aparece para buscar a Peggy y dejarle un regalito a Don, es decir, pretende cagarse en su despacho, aunque iba a hacerlo en el despacho de Roger pero Peggy lo evita. Don y Duck se encuentran y cuando Duck insulta a Peggy, Don se lanza sobre él, iniciándose entre los dos una pelea que termina pronto porque ambos están borrachos y sin muchas fuerzas. Finalmente Peggy consigue que Duck se marche de la oficina y vuelve con Don. Los dos terminan quedándose dormidos, hasta que al cabo de un rato, Don tiene una especia de visión medio en sueños de Anna, y comprende lo que ha sucedido. Llama a Stephanie y ella le confirma la noticia de que Anna ha muerto. Don rompe a llorar ante Peggy, a la que le dice que la única persona que realmente lo conocía ha fallecido, pero Peggy le contesta que eso no es cierto.


Se despiden; Don le dice a Peggy que se marche a casa a descansar, pero ella en lugar de eso, se tumba en el sofá de su despacho hasta que la despiertan sus compañeros. Vuelve hecha una piltrafa al despacho de Don, que ya está perfectamente arreglado, limpio y guapo como si no hubiera pasado nada, y le enseña a Peggy su idea, basada en el combate de boxeo: la Samsonite venciendo en un ring a su rival. Sólo falta que Peggy encuentre el eslógan adecuado para la campaña y todo estará hecho. Eso es trabajo en equipo, yeah!

Personalmente me encanta la relación Don-Peggy, cómo trabajan, la complicidad que hay entre ellos, y cómo se respetan en todos los ámbitos el uno al otro; se puede ver que los dos se tienen muchísimo cariño. El trabajo de Jon Hamm y de Elisabeth Moss es excelente, todavía no entiendo que no se les haya premiado nunca...

0 comentarios: