¡Bienvenid@s!

Esperamos que disfrutéis de las series tanto como lo hacemos en este blog.

¡Gracias por visitarnos!

Contacta

pastelitoschicotropicos@gmail.com

Enlázanos

Enlázanos

Ahora mismo nos visitan...

Follow the leaders!

Aviso

Los enlaces publicados en Pastelitos Chicotrópicos fueron encontrados en la Web. Nos limitamos a compartir la información, no la proveemos.
domingo, 5 de septiembre de 2010

Glee - Repaso 1x14 "Hell-o"

Después del parón navideño, éste fue el primer capítulo de la segunda parte de la temporada. Había muchas expectativas puestas en él, pero es un arranque y poco más, aunque también es cierto que compararlo con los capítulos inmediatamente anteriores (especialmente con "Sectionals") es un un poco injusto. Con todo, aparecen caras nuevas de las que se había hablado bastante y marca el camino hacia las esperadísimas Regionales.




Las cosas han cambiado poco en el instituto para el Glee club. A pesar de haber conseguido pasar a las Regionales, les siguen lloviendo granizados y el coro está obligado a volver a ganar si quiere mantenerse. Sue también ha vuelto al instituto, cosa de la que Will no se alegra pero yo sí, porque sin esta villana, la serie perdería muchos puntos. En fin, Figgins se ve obligado a readmitir a Sue al ser víctima de un pequeño e insignificante chantaje... ¡excelente! Sue ha vuelto dispuesta a aniquilar a Will y al coro. Eso no es que sea maravilloso, pero está claro que sus intentos por hacerlo van a ser entretenidos cuanto menos.

Otra persona que sigue en el instituto es Emma, coladita por Will y ya sin ocultarlo. Él le propone empezar a salir y conocerse, y marca una primera cita en su casa para cenar. Aunque todo va a la perfección, Emma se ve obligada a parar y le confiesa a Will que nunca antes ha tenido relaciones. Y Will que es todo amor y dulzura, además de tierno y comprensivo (me siento un poco Emma ahora mismo) le dice que no pasa nada y que pueden ver una peli.


En cuanto a los chicos, Finn no está muy contento con su nueva relación con Rachel... Y Sue va a darle un empujoncito para estropearla, porque considera que destruyendo a Rachel, destruirá al equipo. Para ello utiliza a Santana y Brittany y les pide que salgan con Finn para provocar los celos de Rachel. Will antes de nada pone a Finn a trabajar para ayudarle a superar el tema de Quinn y "encontrarse consigo mismo", muy en plan psicólogo, pero Santana y Brittany no se quedan atrás y abordan a Finn en cuanto pueden proponiéndole una cita triple. Rachel se da cuenta de que algo pasa y pregunta a Finn, que opta por decirle claramente que no quiere salir con ella. Se ha abierto la caja de los truenos.

La tarea de la semana -la que Schue ayuda a Finn a hacer mientras le ayuda con sus problemas- es plantear un nuevo ¡Hola! de Glee a sus compañeros de instituto, ya que su éxito no ha servido de mucho... Schue insta a los chicos a que preparen canciones que contengan la palabra "hello" en el título. Rachel aprovecha la tarea para reaccionar ante Finn con "Gives you hell", que no tiene un "hello" en el título pero a ella le sirve. Will aprovecha la licencia que se ha tomado Rachel para recordarles a sus chicos que deben estar centrados en derrotar a Vocal Adrenaline, que será su más directo rival ahora que ambos coros se han clasificado, ya que si no lo consiguen, New Directions desaparecerá.


Precisamente el líder de Vocal Adrenaline, Jessie, aparece ante Rachel mientras ella mira partituras. Después de piropear -poco- a Rachel y contarle lo maravilloso que es él, Jessie le propone cantar un poco juntos el "Hello" de Lionel Richie. Jessie aparece justo a tiempo en la vida de Rachel, ya se sabe que un clavo saca otro clavo... Mientras, la cita de Finn no es la mejor que ha tenido ya que Brittany y Santana le ignoran durante toda la cena. Después de esto, Finn va a pedirle disculpas a Rachel pero ya llega tarde, aunque vuelve a ser sincero-brusco y le dice a Rachel que le parece un poco sospechoso lo de Jessie, por eso acude a Will para contárselo. Por su parte, Santana y Brittany reconocen su fracaso con Finn ante Sue, pero también le proporcionan la nueva información sobre la historia de Rachel y Jessie, algo que a la entrenadora le anima el día.

Will acude a ver a Shelby Corcoran, la profesora de Vocal Adrenaline (había muchas ganas de ver a Idina Menzel en Glee) preocupado por la relación entre Jessie y Rachel, algo a lo que Shelby resta importancia diciendo que "a veces salta la chispa" y poniéndole morritos a Will... Cinco segundos más tarde los dos se están enrollando. Sí, yo también me sentí engañada cuando vi esto, pensé automáticamente en Emma y odié a Will, pero por suerte para a tiempo. Cuando Shelby se entera de la situación en la que está Will le advierte de que quizás no sea buena idea meterse en una nueva relación tan pronto (con Emma).


La noticia del noviazgo de Rachel con Jessie ha llegado al coro (son Tina, Artie, Mercedes y Kurt los que hablan con su compañera) y no ha sentado nada bien, dado que lo consideran un peligro para los intereses del equipo. Los chicos fuerzan a Rachel a dejar a Jessie con la amenaza de que, de no hacerlo, ella tendrá que abandonar Glee y, si se niega, serán ellos los que renuncien y todo habrá terminado. Sue también intenta influir en la decisión de Rachel, convocándola a una reunión de solteronas, para animarla a pensar en sí misma.

Rachel va a ver a Jessie, que con palabras muy bonitas la convence de que deben estar juntos, aunque acuerdan mantenerlo en secreto. Todo bajo la atenta mirada de Shelby...

Emma vuelve a casa de Will para darle una sorpresa, pero Terri aparece. El encuentro es de todo menos agradable, ya que encima Terri le dice a Emma que la canción que teóricamente ella comparte con Will fue la que ellos dos bailaron en el baile de fin de curso... y encima le descoloca un cubierto. Mala pécora. Emma comprueba que lo que dice Terri es cierto y habla con Will sobre ello. Emma llega a la misma conclusión a la que Shelby había llegado antes: que Will necesita pasar un tiempo solo. La relación queda interrumpida.

Rachel da la noticia a Finn de que ha roto con Jessie, y él intenta volver con ella, pero lógicamente eso ahora es imposible. Aunque Finn deja claro que no va a rendirse.


Todo Hola tiene su Adiós, y este capítulo lo cierra el "Hello Goodbye" de Los Beatles, que además es una buena metáfora sobre como están las relaciones sentimentales que hemos visto en el episodio (Will-Emma, Rachel-Finn).

0 comentarios: