¡Bienvenid@s!

Esperamos que disfrutéis de las series tanto como lo hacemos en este blog.

¡Gracias por visitarnos!

Contacta

pastelitoschicotropicos@gmail.com

Enlázanos

Enlázanos

Ahora mismo nos visitan...

Follow the leaders!

Aviso

Los enlaces publicados en Pastelitos Chicotrópicos fueron encontrados en la Web. Nos limitamos a compartir la información, no la proveemos.
viernes, 10 de septiembre de 2010

Glee - Repaso 1x22 "Journey to Regionals"

Ha llegado el gran día y el desenlace. New Directions se enfrentará por fin sobre las tablas a Vocal Adrenaline. Nervios y tensión. Go!!!




La primera en la frente: Sue forma parte del jurado que decidirá el concurso de coros y nada se puede hacer para cambiarlo. Además no hay que olvidar que New Directions debe ganar o quedar los segundos para que el Glee club siga existiendo. Difícil, muy difícil y más con Sue metida en el ajo. Con este panorama, el desánimo cunde entre los chicos, que se reunen en casa de Will para seleccionar las canciones que interpretarán en el concurso pero terminan simplemente sentados, algunos llorando, y pensando que todo un año de trabajo puede irse al traste.

Will va a ver a Emma en busca de consejo y lo que ésta le dice es, más o menos, que lo que importa es participar y pasarlo bien, y ganar es secundario (vamos, lo que te dicen cuando tienes un 99% de posibilidades de perder). ¡Ah! Emma tiene una noticia más: está saliendo con Carl, su dentista. Will lleva un capítulo estupendo... Pero un rayito de esperanza ilumina a Will cuando escucha "Don't stop believin'" en la radio de su coche. Quien tampoco se deja vencer por los evidentes obstáculos es Finn. Va en busca de Rachel para volver a haceer equipo con ella, convencerla de que debe liderar otra vez a sus compañeros y darles ánimos de cara al concurso. La respuesta de Rachel es un beso esperadísimo (¡bieeen!). ¡Subidón, subidón! Así que con Will, Rachel y Finn con la moral alta otra vez, el contagio es rápido y a las Regionales.


No es solamente Sue la que forma parte del jurado del concurso, sino también otras caras conocidas que ya han ido apareciendo en Glee: en primer lugar el presentador de las noticias, Rod, Olivia Newton John y Josh Groban. Los chicos empiezan a escuchar las actuaciones de su primer rival, que -seguro que por una simple casualidad- canta un mash-up de Groban y Newton John. Pese a todo, no vale desconcentrarse y New Directions tiene que salir a escena, liderados por Rachel y Finn y con un previo "I love you" de él hacia ella (¡oooooh!). La actuación de nuestro coro es espectacular: Rachel y Finn empiezan con "Faithfully" cantando entre el público, se unen al resto de sus compañeros en el escenario y suena un mash-up que une "Any way you want it" y "Lovin' Touchin' Squeezin'" y, para cerrar, "Don't stop believin'", la canción con la que empezó todo y que ahora hace levantar al público de sus asientos.

Al terminar su actuación, los chicos se retiran para esperar a que Vocal Adrenaline cante y conocer el resultaod final. Aparece entonces la madre de Quinn, que ha estado viéndoles y que se disculpa con su hija por... bueno, por todo, además le cuenta que ha dejado a su padre. Y entonces otro desenlace: el del embarazo de Quinn, que rompe aguas.  Su madre y todos sus compañeros se van con ella al hospital, con la excepción de Rachel.


Mientras Vocal Adrenaline interpreta "Bohemian Rhapsody", se intercalan las imágenes del parto de Quinn que coinciden con los de mayor intensidad de la canción (genial el montaje). Quinn tiene a su niña, acompañada en el parto por su madre, Puck y Mercedes, el resto de sus compañeros esperan fuera las noticias. La actuación de Vocal Adrenaline tiene un "pero" bastante importante: sólo Jessie destaca. Mucho, sí, pero sólo él, el resto es puro acompañamiento, aunque no haya mucho más que reprocharles. 
Rachel, que también sabe que Vocal Adrenaline ya no da más de sí, va a ver a Shelby cuando las actuaciones terminan para pedirle que se una al McKinley y sea la co-directora de New Directions, pero Shelby ya no está por la labor de seguir con esa tarea. Le explica a Rachel que necesita estabilizarse, tener una familia (en la que Rachel pinta lo justo, por lo que se ve...).Cambiando de tema, Shelby le pregunta a Rachel dónde está el resto de su equipo, y Rachel le explica que Quinn ya ha sido madre.

El jurado se reune para decidir el veredicto. Sue parece tener las ideas muy claras, pero las deliberaciones dan un giro cuando Olivia Newton John critica sin piedad al equipo del McKinley y eso a Sue ya no le gusta tanto, llegando incluso a defender al equipo de su instituto (quién lo diría, ¿eh?) y aguantando burlas del resto de jurados. Sue claramente ha cambiado su idea sobre New Directions pero, ¿y los demás? Pues los demás deciden que el segundo puesto sea para Aural Intensity, de forma que el primer puesto se dirime entre New Directions y Vocal Adrenaline. O todo o nada. Y la respuesta es nada, Vocal Adrenaline vuelve a ganar el concurso y New Directions queda en un totalmente inmerecido tercer lugar, lo que va a suponer la desaparición del coro.


Aunque el golpe es muy duro, Quinn y Puck están a otra cosa, todavía en el hospital viendo a su hija (Beth) cuando por allí se presenta Shelby, que va a adoptar a la niña y a empezar a construir esa familia de la que antes habló con Rachel. A mi me encanta esto de pasar de tu hija biológica pero adoptar a la hija de la amiga de tu hija, no sé si me explico... Y nótese la ironía, por cierto.

El Glee club del McKinley está finiquitado, a pesar de que incluso Emma, muy vehemente, intenta convencer a Figgins para que cambie de idea porque "hay cosas por las que hay que luchar". Will se toma esta frase también por el lado de su relación, y le advierte a Emma de que con dentista o sin él, lo suyo no ha terminado, después de plantarle un buen beso. Rachel interrumpe un poco el momento para pedirle a su profesor que vaya al auditorio, donde todos los chicos han preparado un número de despedida: "To sir with love". Aquí echa una lágrima hasta Sue, que está viéndolo todo y sabe que el concurso ha sido injusto con New Directions.

Sue va más tarde a ver a Will mientras éste desmonta la sala de ensayo. No se lo dice a Will, pero la entrenadora Sylvester colocó en primer lugar a New Directions. Lo que sí le dice es que ha hablado con Figgins para que en el próximo año el Glee club siga activo. Sue es grande, ¡atreveos a negadlo! Will les da a sus chicos las buenas nuevas (aplausos y vítores) y les devuelve el "favor" de haber cantado para él, es decir, ahora es él el que canta para ellos "Somewhere over the rainbow" acompañado por Puck.

Así acaba la primera temporada de Glee. Emotivo, emocionante, espectacular... Capitulazo. Ya no nos queda nada para tener episodios nuevos porque el 21 de septiembre está a la vuelta de la esquina. ¡Hasta entonces, gleeks!

2 comentarios:

Raquel dijo...

ays que bonitoooo
y que mal que no ganaran! aunque bueno, así hay segunda temporada xD
que empiece yaaa!

Helen dijo...

pero te quedas con cara de tonto cuando no ganan... al menos podían haber quedado los segundos, og! qué ganas de hacernos sufrir!!