¡Bienvenid@s!

Esperamos que disfrutéis de las series tanto como lo hacemos en este blog.

¡Gracias por visitarnos!

Contacta

pastelitoschicotropicos@gmail.com

Enlázanos

Enlázanos

Ahora mismo nos visitan...

Follow the leaders!

Aviso

Los enlaces publicados en Pastelitos Chicotrópicos fueron encontrados en la Web. Nos limitamos a compartir la información, no la proveemos.
martes, 7 de septiembre de 2010

Glee - Repaso 1x19 "Dream on"


Además de un invitado de lujo (como ya es habitual en Glee) como Neil Patrick Harris, primero la revelación de un sueño imposible de uno de los chicos y después la de un secreto sobre la vida de otra va a ser la base del episodio. From the top…



Mr. Bryan Ryan (Harris), un antiguo compañero de Schuester en el instituto y el Glee Club, ha vuelto (un poquito resentido por su escaso éxito como cantante) decidido a recortar precisamente el coro. Lo primero que hace es intentar enseñarles a los chicos la “realidad” destruyendo sus ilusiones y sueños.

Sobre sueños, el de Artie es bailar y Tina quiere ayudarle preparando un número. Para una silla de ruedas, el claqué es complicado… Artie decide dar un paso adelante e intentar ponerse en pie con la ayuda de unas muletas, pero cae irremediablemente al suelo… Tina quiere evitar que Artie pierda la esperanza de recuperarse y le muestra los avances científicos que se están haciendo para intentar recuperar a gente en su situación. Artie entonces vuelve a ilusionarse, y se marca un baile espectacular (en plan flashmob) al ritmo de “Safety Dance” en medio de un centro comercial al que va con Tina. Lógicamente, no pasa de verdad, es sólo lo que a él le gustaría.

Después de todo esto, Artie se reúne con Emma porque quiere que ella le ayude a asimilar el cambio que supondrá en su vida volver a caminar. Le enseña todas las nuevas terapias que puede probar pero Emma ve que Artie se ha ilusionado demasiado y le hace volver a la realidad, diciéndole que los estudios que ha consultado están en una fase muy temprana y que pasará mucho tiempo antes de que puedan aplicarse a humanos con éxito.

El sueño de Rachel es saber quién es su madre y sobre eso le habla a Jessie, que ha vuelto con ella después de sus vacaciones y la decepción de “Run Joey run”. Jessie está dispuesto a ayudar a Rachel a investigar para encontrar a su madre revolviendo en todos los papeles que sus padres conservan desde que nació. Mientras buscan, Jessie finge haber encontrado una cinta grabada por la madre de Rachel en una caja, cuando en realidad él mismo se la ha sacado del bolsillo. Rachel se niega a escuchar la cinta porque no se siente preparada y también le pide a Jessie que se marche. Éste va a decirle a Shelby, su entrenadora en Vocal Adrenaline, que Rachel tiene la cinta pero no la ha escuchado… Sí amigos y amigas, la entrenadora del equipo rival es la madre de Rachel y Jessie era el medio para llegar a su hija ya que ella no puede hablar con ella (por contrato) hasta que tenga 18 años; por cierto, Shelby especifica que Jessie sólo tenía que hacerse amigo de Rachel, no era necesario que la sedujera. Las órdenes de Shelby son claras: Rachel tiene que escuchar la cinta.

Will está dispuesto a demostrarle a Bryan que se equivoca. Se lo lleva a tomar una caña, en plan colega, y al ver que Bryan se derrumba y que le confiesa que no puede soportar su vida sin actuar, Will le reta a volver a cantar, a volver a intentarlo. Después de cantar junto a Bryan “Piano man” mientras suena de fondo en el bar, Will se vuelve a encontrar con Bryan compitiendo para el mismo papel de “Los Miserables” en una producción local, y ambos pretenden cantar la misma canción en la audición. El director toma una decisión salomónica y hace que ambos canten juntos. Bryan quiere sobresalir porque siempre lo ha hecho, y Will también quiere conseguir el papel porque Bryan siempre le quitaba el protagonismo, así que se da un auténtico duelo entre los dos antiguos compañeros.

El renacer musical de Bryan Ryan pone en peligro el presupuesto de las animadoras de Sue, pero ésta discute a Ryan cada argumento que le da para recortar su presupuesto, terminando el debate dialéctico en lo que se supone un apasionado rato de sexo en la habitación secreta de Sue. Un 10 para los dos actores en este escenón.

Ryan, utilizando los fondos que ha quitado a las animadoras, obsequia al Glee Club con un montón de material que les será útil para prepararse. Justo cuando esto pasa, Sue da la noticia de que Will ha conseguido el papel por el que competía con Ryan, que entonces decide anular lo que acaba de hacer y enfrentarse de nuevo con el Glee Club recortando el presupuesto. Otra vez Will tiene evitarlo y lo hace renunciando a su papel.

Para poner el punto y final al capítulo, por un lado está Jessie cumpliendo sus órdenes. Simplemente entra en la habitación de Rachel y pone la cinta, dejándola a solas. La voz de Shelby presentándose a Rachel como su madre suena sobre las primeras notas de “I dreamed a dream”, que madre e hija, juntas pero separadas a la vez, cantan al mismo tiempo. Si no fuera porque lo sabemos, costaría decir que Idina Menzel y Lea Michele no son familia. Por otro lado, Artie comprende que nunca podrá bailar y cede su puesto en el número que había ensayado con Tina a Mike Chang.

Emotivísimo final para un capítulo ya de por sí emotivo. A tres del final de temporada…

0 comentarios: