¡Bienvenid@s!

Esperamos que disfrutéis de las series tanto como lo hacemos en este blog.

¡Gracias por visitarnos!

Contacta

pastelitoschicotropicos@gmail.com

Enlázanos

Enlázanos

Ahora mismo nos visitan...

Follow the leaders!

Aviso

Los enlaces publicados en Pastelitos Chicotrópicos fueron encontrados en la Web. Nos limitamos a compartir la información, no la proveemos.
martes, 7 de septiembre de 2010

Glee - Repaso 1x17 "Bad reputation"


La mala reputación es siempre un problema, y los chicos del Glee Club, en su afán por sentirse respetados por el resto de sus compañeros de instituto, empiezan a cometer errores que sólo hacen que su reputación caiga en picado. Con esta trama y una artista invitada de lujo, “Bad reputation” hace poco honor a su título.


Kurt ha tenido acceso a un videoclip de Sue Sylvester gracias a su inclusión en el equipo de animadoras, y lo comparte con sus compañeros del Glee Club que, a su vez, deciden compartirlo con el resto del instituto. En ese vídeo, Sue aparece bailando “Physical”, el tema de Olivia Newton-John. La ira de Sue se desata y arremete contra los chicos de Glee mostrando a Will y Figgins una “Glista”, hecha por alguno de los miembros del Glee Club, en la que se puntúan a los más (y los menos) sexys. Sobre Will recae la amenaza de encontrar quién es el responsable de la lista si no quiere que todo el equipo sea expulsado.

Schue plantea a sus chicos que se están haciendo con una mala reputación entre lo de colgar el vídeo de Sue y la aparición de la “glista”, de la que no aparece el responsable. La tarea para esa semana es escoger una canción con mala reputación y mostrar que esa reputación no es merecida.

Mientras tanto, Sue sufre burlas a cámara lenta (grandioso) cuando Brenda, una nueva pirada con “problemas de drogas” recién llegada al instituto, se le presenta y colabora en las burlas, haciendo que Sue salga a todo correr con su café y sin poderse creer lo que le está pasando. Tras hablar con su hermana del tema, acaba en el despacho de Emma para “ayudar”, y termina contándole los tonteos de Schue con la entrenadora de Vocal Adrenaline (Shelby) y April Rhodes. La recomendación de Sue a Emma es que vaya a por Will y le diga todo lo que le ha hecho pasar, y mejor en un lugar público para que no se escape… y para que todo el mundo se entere. Y Emma lo hace, dejando a Will atónito y avergonzado ante todo el mundo, aunque ella no queda tampoco demasiado bien.

 Por otro lado, Rachel también está afectada por su imagen, ya que aparece la última en la “glista” y le pide ayuda a Artie para rodar un vídeo y convertirse en “sexualmente promiscua”. ¡Jarl!. Para empezar, Rachel queda con Puck para ensayar su canción “Run Joey run”, convenciéndole de que será bueno para la reputación de ambos. También los excluidos de la lista están dispuestos a dar batalla (Artie, Tina, Mercedes, Kurt y Brittany, que está cuarta y no entiende por qué, así que se une). ¿El plan? Liarla en la biblioteca… No sale cómo planeaban porque la bibliotecaria les propone hablar con su pastor para que puedan cantar en el servicio del domingo. Sólo tienen una opción más: confesar que ellos colgaron el vídeo de Sue. Pero esto tampoco dará resultado porque el vídeo ha llegado hasta la mismísima Olivia Newton-John, la estrella de Grease, que llama a Sue para ofrecerle una colaboración en un nuevo vídeo de “Physical”. De este modo, el estado de ánimo de la animadora cambia como de la noche al día y los chicos no reciben ningún castigo, así que su reputación de buenecitos queda intacta.

Will interroga (literalmente) a cada uno de sus chicos en busca del responsable de la “glista”, pero no consigue ningún resultado. Para colmo, tras el numerito con Emma, es la diana de todos los comentarios maliciosos del instituto. Intenta disculparse con ella pero Emma aún necesita su tiempo para procesarlo todo, aunque no le cierra todas las puertas. En cuando al Glee Club, sin conseguir nada con su investigación y acabada la semana, es la hora de ver cómo han trabajado los chicos sobre su tarea. Rachel es quien muestra su trabajo en “Run Joey run”. La sorpresa viene cuando resulta que no es Puck el único que ha trabajado con ella, sino también Finn y Jessie. Eso sí, ninguno de los tres sabía que los otros colaboraban, así que todos terminan cabreados con Rachel que, por tanto, tampoco consigue su objetivo (la tónica del episodio, vaya). Ver cómo cambian las caras de los chicos mientras ven cómo aparecen sus compañeros en el vídeo no tiene precio.

Por fin Schue cae en la cuenta de que quien hizo la lista fue Quinn, y ella termina confesándolo después de una charla con su profesor. Will comprende la frustración de Quinn pero la convence también de que podrá salir adelante después de todo lo que le ha pasado. Decide no contarle a Figgins que fue ella la autora de la “glista” y consigue que todo quede en paz.

El capítulo termina con un dúo entre Rachel y Jessie, después de una discusión de ambos en el pasillo del instituto por lo sucedido con el vídeo. Cantan “Total eclipse of the heart” y, aunque el tema empieza con las voces de Finn y Puck, son Rachel y Jessie los que terminan monopolizándolo, con una coreografía muy bonita en la que se muestran como bailarines de ballet clásico. Gran número final.

0 comentarios: