¡Bienvenid@s!

Esperamos que disfrutéis de las series tanto como lo hacemos en este blog.

¡Gracias por visitarnos!

Contacta

pastelitoschicotropicos@gmail.com

Enlázanos

Enlázanos

Ahora mismo nos visitan...

Follow the leaders!

Aviso

Los enlaces publicados en Pastelitos Chicotrópicos fueron encontrados en la Web. Nos limitamos a compartir la información, no la proveemos.

Blog Archive

martes, 11 de mayo de 2010

The Pacific - Novena Parte

Tras el capítulo-homenaje a John Basilone, la acción vuelve a trasladarse a la guerra pura y dura en Okinawa, teniendo de nuevo como hilo conductor a lo largo del episodio a Eugene Sledge.



En este episodio, Eugene y Cagadas cuentan con dos nuevos compañeros novatos: Peck y Hamm. Todos tendrán que soportar las condiciones climatológicas de la isla. Ya no es como en otros episodios en los que el calor húmedo del Pacífico se imponía, sino que ahora a la humedad hay que sumarle la lluvia constante, con lo que ello implica: estar constantemente manchado de barro, resbalando, etc, etc. Además, la isla es una gran tumba en la que a cada paso los Marines se cruzan con cadáveres.


No hay un gran argumento en el episodio porque todo se reduce a los enfrentamientos entre los Marines y los japoneses, pero sí hay varias cosas a destacar. Por un lado, Eugene, nuestro protagonista, no es ya el niño delicado que era cuando se marchó de su casa. Se enfrenta a sus superiores si llega el caso y a sus propios compañeros si le tocan las narices más de la cuenta. Por ejemplo, da una buena tunda a Peck cuando, por culpa de éste, Hamm es alcanzado por los japoneses, cosa que por otro lado Peck merecía, ya que en un arrebato le da por salir de su posición y ponerse a disparar al frente provocando a los japoneses. Por otro lado, se percibe perfectamente el agotamiento de los soldados americanos, tanto por la guerra en sí como por la forma de luchar tan peculiar de los japoneses. Éstos no aceptan una derrota, no se rinden y se llevan a quien haga falta por delante antes de ser capturados. El resentimiento que esto provoca en los Marines es notable, y ya no luchan simplemente por avanzar y tomar posiciones, sino por matar cuantos más japoneses mejor.


Llega un punto en el que ya ni pueden fiarse de los civiles, especialmente después de que una mujer trate de engañarles con un niño en brazos y acto seguido se inmole. Acontecimientos como éste llevan a Eugene y Cagadas a dudar cuando entran en una choza y ven un bebé llorando. Tiene que ser otro de sus compañeros el que se atreva a cogerlo. Sin embargo, en ese mismo lugar, una mujer malherida pide a Eugene que acabe con su vida, pero él se rehumaniza y se queda con ella hasta que finalmente fallece.


Al final del episodio los chicos se enteran de que una bomba distinta a las demás se ha cargado una ciudad entera, de lo que se puede deducir que ya se ha lanzado la primera bomba atómica. El final de la guerra estaba un poquito más cerca.


0 comentarios: