¡Bienvenid@s!

Esperamos que disfrutéis de las series tanto como lo hacemos en este blog.

¡Gracias por visitarnos!

Contacta

pastelitoschicotropicos@gmail.com

Enlázanos

Enlázanos

Ahora mismo nos visitan...

Follow the leaders!

Aviso

Los enlaces publicados en Pastelitos Chicotrópicos fueron encontrados en la Web. Nos limitamos a compartir la información, no la proveemos.

Blog Archive

martes, 18 de mayo de 2010

The Pacific - Repaso, Décima parte

Décimo y último episodio de la miniserie bélica que prometía tanto y que se ha quedado muy corta si se la compara con su hermana mayor, Band of brothers. Pero dejaré la valoración personal para el final del repaso. Ahora, nos centramos en el episodio, en el final de la guerra y en la vuelta a casa de los protagonistas.

Básicamente el capítulo consiste en ver cómo cada protagonista vuelve a casa y se adapta tras la guerra, centrándose sobre todo en Robert Leckie y Eugene Sledge, que han sido los personajes clave de The Pacific, cuyos libros de memorias han inspirado la miniserie. También hay un recuerdo especial para John Basilone, el otro protagonista homenajeado.



Comenzando por éste último, es Lena Basilone, su viuda, quien acude a casa de los Basilone, a los que no conocía personalmente. Allí se encuentra con los padres y el hermano de John, a los que les entrega la Medalla de Honor con la que Basilone fue condecorado (aunque no fue la única medalla que recibió, sí es una de las más significativas por su valor). Todo final de serie, o de miniserie en este caso, suele ser emotivo, y este encuentro entre Lena y la familia de John fue uno de los momentos más emotivos del episodio.


En cuanto a Leckie, éste recibe la noticia del fin de la guerra estando todavía en el hospital. Tiempo después vuelve a su casa, sin avisar, y eso conlleva que se encuentre su habitación llena de trastos y, por otro lado, a su vecina Vera, a la que dijo que escribiría y a la que de hecho escribió (aunque luego le confiesa que no llegó a enviarle nunca las cartas), saliendo con un teniente recién salido de West Point. Leckie, que consigue un trabajo como periodista en un diario de su ciudad, decide ponerse manos a la obra con Vera y consigue deshacerse hábilmente del otro pretendiente (el uniforme de Bob es mucho más bonito y además él es un veterano y el otro ni siquiera ha combatido, así que suma puntos con facilidad). Como le confiesa a Vera, no le mandó nunca ninguna de las cartas que había escrito para ella porque pensaba que iba a morir. Para colmo, las perdió durante la guerra, así que ella nunca podrá leerlas, pero tendrá que creer lo que él afirma cuando le dice que es lo mejor que ha escrito. Como no podía ser de otra forma, Bob y Vera acaban juntos.


Eugene se reencuentra con su amigo Sid, que está a punto de casarse y le pide que sea su padrino, y, por supuesto con su familia, incluido su hermano, que combatió en Europa. Los traumas de Eugene tras la guerra son patentes: tiene pesadillas, no quiere ni oír hablar de volver a vestir su uniforme y es incapaz de empuñar un arma aunque sea para cazar. También está bloqueado con qué hacer ahora que ha regresado. En definitiva, el chico que tenía tantas ganas de irse a la guerra vuelve totalmente roto y decepcionado, pero sabemos que acabó por centrarse y que muchos años después escribió unas memorias que se convirtieron en serie de televisión.


El capítulo termina precisamente contando qué pasó con cada uno de los personajes que han ido apareciendo a lo largo de The Pacific. Así, por ejemplo, sabemos que Cagadas no tuvo contacto con sus compañeros hasta que leyó el libro de Eugene, y que éste acabo llevando el féretro de su amigo cuando falleció. También supimos que Leckie, Yardas, Indiana y Risitas fueron siempre íntimos amigos, y que Sid es uno de los pocos protagonistas que quedan vivos.


Finalizada la serie, como dije más arriba, es momento de hacer una valoración sobre ella. La comparación con Band of brothers es inevitable y, por desgracia, The Pacific sale perdiendo. Personalmente, no le he cogido el mismo cariño a los personajes y, por tanto, no me ha emocionado tanto en algunos momentos en los que era casi obligatorio que lo hiciera. Quizás sea porque aquí los tres personajes principales (Leckie, Sledge y Basilone), aunque eran Marines, participaban de forma distinta y no se les veía a los tres constantemente, sino que había capítulos más o menos centrados en uno de ellos en los que los demás o no aparecían o aparecían muy poco. En cambio, la Compañía Easy estaba siempre junta y, aunque había capítulos que se centraban más en determinado personaje, los demás seguían participando activamente en la acción. Tampoco ha estado tan bien explicada en el ámbito de la estrategia militar como Band of brothers, que en este aspecto era mucho más atractiva porque quedaba muy claro, incluso para los que no somos expertos en ello, cuáles eran las tácticas que se seguían.


No puede decirse que The Pacific sea una serie mala, ni muchísimo menos, pero tuvo una predecesora que dejó el listón muy alto, y tanto igualarlo como superarlo era muy difícil, además se generaron muchas expectativas y eso a veces puede perjudicar. De cualquier forma, aunque no llegue al nivel de Band of brothers, que reitero que era dificilísimo, merece un visionado si se es seguidor del género bélico y, en concreto, si se es un friki de la Segunda Guerra Mundial, que no somos pocos.

0 comentarios: