¡Bienvenid@s!

Esperamos que disfrutéis de las series tanto como lo hacemos en este blog.

¡Gracias por visitarnos!

Contacta

pastelitoschicotropicos@gmail.com

Enlázanos

Enlázanos

Ahora mismo nos visitan...

Follow the leaders!

Aviso

Los enlaces publicados en Pastelitos Chicotrópicos fueron encontrados en la Web. Nos limitamos a compartir la información, no la proveemos.
miércoles, 31 de marzo de 2010

LOST - Repaso al 6x10 "The Package"

Repaso a Lost con más retraso de lo normal, así que me disculpo por ello antes de nada. Una vez formulada la disculpa, entro ya a hablar del episodio... La verdad es que sabiendo en quién estaba centrado (los coreanos) me esperaba un capítulo muy flojo. Lo bueno de ir con las expectativas tan bajas es que puedes llevarte una grata sorpresa y eso es lo que me ha pasado viendo The Package. Ya no me entretengo más, tras el salto está el repaso.



La realidad alternativa.
¡Cómo me gusta! (Ironía). Seguramente cuando se explique el sentido que tiene, diré: ¡oh, qué maravilloso!, pero de momento me aburre más que otra cosa. En fin, como decía más arriba, de coreanos va la cosa. Sus vidas también ha experimentado cambios, como ya habíamos visto antes. Ahora, Sun y Jin no están casados... pero tranquilidad, están liados ¡y bien liados! El Sr. Paik no lo sabe -ja!- así que piden habitaciones separadas y eso, muy discreto. Pero antes de llegar al hotel, Jin tenía problemas en el aeropuerto por llevar más dinero del que había declarado, y ese dinero es confiscado... Sólo le queda el reloj que debe entregar, así que el hombre está un poco preocupado, pero Sun se encarga de consolarle. Por cierto, la idea de Sun al viajar con Jin en esta ocasión es huir y poder ser felices juntos lejos de la presión de su padre y de sus prohibiciones. (¡Qué bonito!).


Jin estaba preocupado con razón porque, ¿quién aparece a la mañana siguiente? Keamy. Ahora encajan las cosas, ¿verdad? Es a Keamy a quien Jin debía entregar el dinero y el reloj. Por cierto, ante la imposibilidad de comunicarse con los coreanos (Sun en esta alternatividad no sabe inglés), Keamy recurre a un ruso que habla muchos idiomas, llamado Bakunin. La única solución que tienen los aún-no-Kwon es pagar ellos mismos a Keamy (por cierto, el pago es para que liquiden a Jin, por liarse con la hija del jefe...). Para ello, Bakunin acompaña a Sun al banco y Jin es llevado al restaurante, amordazado y atado. Sun se lleva la bonita sorpresa de que su padre le ha dejado la cuenta limpia porque sabía cuáles eran sus planes, y Jin se encuentra con Sayid que le medio libera, como ya vimos. Bakunin y Sun regresan al restaurante y se encuentran el panorama que ha dejado Sayid, aunque Keamy todavía está medio vivo (o medio muerto, según se mire). Jin apunta a Bakunin pero no llega a disparar, y el ruso no lo duda, forcejea con él, la pistola se dispara... Finalmente Jin termina con Bakunin pero Sun se ha llevado la peor parte. Tiene una herida en el vientre...estaba embarazada.



La Isla
El campamento de Locke está siendo vigilado... y Locke habla con Jin, ya que todavía no lo había hecho, para tratar de retenerlo con él. Jin no se fía un pelo y aprovecha la marcha de Locke (breve conversación con Sayid en la que éste afirma que ya no siente nada, qué yuyu) para intentar largarse. Sawyer intenta frenarlo justo cuando quienes vigilan el campamento atacan: los chicos del submarino de Widmore, con Zoe, la que trató de engañar a Sawyer en Recon al frente. Es un ataque muy al estilo "Otros" en la finale de la segunda temporada, aunque hay algún detalle más que me ha recordado algunos momentos del inicio de la tercera. El caso es que Zoe y compañía se llevan a Jin.

En la playa, el plan de Ilana es esperar pese al escepticismo de Ben, que no cree que Alpert vaya a volver con ellos. Sin embargo, Ilana se mantiene en sus trece... Por otra parte, no hay más narices que hacer lo que Richard diga (cuando vuelva) porque no existe otro plan. Sun empieza a cansarse de esperar y el cabreo se hace patente, así que vuelve al lugar que la relajaba: su huerto. Jack, que, curiosamente, cuando se relaciona con Sun vuelve a ser el Jack de siempre (o esa es mi sensación) va a hablar con ella, pero la coreana no está para charlas y le manda a freír espárragos. Entonces se produce la intervención estelar de Locke, una vez que Jack se ha ido, para decirle a Sun que, como le prometió, ha encontrado a Jin. Sun no se fía, por muy sincero que parezca Locke, y echa a correr, pero correr por la selva tiene sus peligros...

Duele...

Ben es quien encuentra a Sun inconsciente (Ben tendrá que aclarar ante Ilana que él no tiene nada que ver, momento que me ha hecho bastante gracia). Sun ya no puede hablar inglés, aunque sí lo entiende. Jack, que la examina, dictamina que debe haber sido consecuencia del golpe. E Ilana sonríe, pero no porque le haga gracia que Sun se haya metido una leche digna de vídeos de primera, sino porque Alpert y Hurley vuelven.

Fumata blanca: ¡habemus plan! Hay que evitar que Locke salga de la Isla. Para ello hay que evitar que Locke use el Ajira y, por tanto, hay que destruirlo. La única que no está conforme será nuevamente Sun, que hará gala de su coreano -más cierto que nunca- carácter y le dirá cuatro cosas a Richard bien dichas, aunque nadie la entenderá (es lo malo de no tener subtítulos). Hurley deduce bien que parece que Sun no está muy de acuerdo con el plan...


Jack, otra vez muy parecido al Jack de siempre, vuelve a hablar con Sun. Lleva consigo una libreta y un bolígrafo, para que ella pueda expresarse, aunque sea más lentamente... También la convence de que se quede con ellos y siga el plan que van a llevar a cabo y le promete que no van a irse de allí sin Jin. Sun sí se fia de Jack, siempre lo ha hecho.


En cuanto a Jin, aparece en la Habitación 23, aquella en la que Ben había metido a Karl, una habitación que, como Zoe explica, la gente de Dharma empleaba para hacer experimentos... Y de Dharma es de lo que Zoe quiere hablar con Jin, porque sabe que Jin tiene respuestas para algunas preguntas, pero Jin no contesta y pide hablar con Widmore (está al corriente gracias a Sawyer de que es Widmore quien dirige el cotarro). Widmore accede. 

Lo de meter a Jin en la Room 23, la aparición de Zoe ante él, con carpetas y en plan conciliadora, me ha recordado mucho a la Juliet de los primeros episodios de la tercera temporada... Sobre todo cuando ha sacado el cacharrito de oteestásquietootefrío...


Antes de seguir por aquí, volvamos un segundo al campamento de Locke. Cuando éste regresa y ve que se han llevado a Jin, decide salir en su busca y es a Sayid a quien se lleva con él. Antes, Claire anda de morros... ¿Por qué? Porque lo de dejar a Kate vivita y coleando no le hizo mucha gracia, la verdad. Locke le dice que necesita a Kate para conseguir que determinadas personas suban al Ajira y se marchen con él de la Isla, así que, de momento, ni tocarla... Una vez conseguido esto, le da a entender a Claire que puede hacer lo que quiera. No son buenas noticias para Kate... Además, la pecosa y Sawyer están bastante preocupados por qué va a ser de ellos, aunque a una se le nota más que al otro.

Locke se marcha con Sayid a la otra Isla, aunque cada uno por su lado, para hacerle una visita a Widmore. Se produce entonces el primer enfrentamiento directo -verbal, no asustarse- entre los dos. Widmore niega tener a Jin y Locke lanza una amenaza en toda regla. Por lo visto, la guerra ha comenzado.


Widmore se reúne con Jin, tras echarle una bronca a Zoe por haberla liado parda en el campamento de Locke. También le da la orden de sacar el paquete del submarino y llevarlo a la enfermería... 

Widmore le enseña a Jin la cámara de fotos que Sun llevaba en su equipaje, con fotos de su hija... Le explica también que entiende que lo único que quiera es reunirse con Sun y su hija (aprovecha el rollo empático de "Yo también tengo una hija de la que estoy separado ¿sabes?") pero que eso no podrá suceder si Locke consigue salir de la Isla porque, simplemente, todos a los que aman dejarán de existir. Glups. Widmore ha vuelto para asegurarse de que eso no suceda. La pregunta de Jin (y la de todos) es: "¿Cómo?". Parece que no todo depende del paquete, que no es un qué sino un quién. Glups de nuevo.

Sayid, que como antes dije, también había ido hacia la otra Isla con Locke, se acerca a nado sigilosamente hacia el submarino, de donde Zoe y otros hombres están descargando el paquete. Efectivamente no es una cosa, sino una persona. Esa persona (bastante hecha polvo) cae sobre el muelle, mira a Sayid, le reconoce y se extraña. Esa persona es Desmond Hume.


2 comentarios:

Raquel dijo...

ueee te has dejado lo del ojo Mikhail. Este hombre sea en la realidad que sea se queda sin ojo xDD (pedazo de agujero que le hace la bala)

que más que más...lo de Sun es un poco...vengaaa ahora no puede hablar inglés? pero sí entenderlo...
y lo de la sun-realidad-alternativa, qué putadón. Mira que había sitios para ponerse eh...que va y se pone en la trayectoria de la bala xD

a mi las realidades alternativas me molan mucho!

y lo de desmond ya...pobre hombre xD lo meten en cada 'fregao'

nada, nada que se están acabando los capítulos y yo no le veo solución

Mamen dijo...

normal, mu nomal