¡Bienvenid@s!

Esperamos que disfrutéis de las series tanto como lo hacemos en este blog.

¡Gracias por visitarnos!

Contacta

pastelitoschicotropicos@gmail.com

Enlázanos

Enlázanos

Ahora mismo nos visitan...

Follow the leaders!

Aviso

Los enlaces publicados en Pastelitos Chicotrópicos fueron encontrados en la Web. Nos limitamos a compartir la información, no la proveemos.
martes, 16 de marzo de 2010

The Pacific - Repaso Primera Parte

Tras una larga espera, ya está aquí la guerra en el Pacífico.



No sé si la expectación que se ha ido creando desde hace meses con The Pacific o el que su antecesora (Band of brothers, Hermanos de sangre en castellano) fuera tan increíblemente buena han hecho que las expectativas se dispararan, pero cuando terminé de ver el primer episodio de esta nueva miniserie bélica, me quedé un poco fría. No quiero decir que no sea buena, porque lo es y se nota la cantidad de dinero que tiene detrás (es la más cara de la historia), pero me pareció que no terminaba de arrancar. También es verdad que es el primer episodio y que aún hay que entrar en materia, pero esperaba algo más impactante.

Hablando de entrar en materia, no me enrollo más con apreciaciones personales y entro de lleno en el repaso. En Band of brothers se contaban las peripecias de la Easy Company, de paracaidistas, en Europa. En The Pacific los protagonistas son los Marines y, claro está, lo que se narra es la guerra en el Pacífico, es decir, dejamos de lado a los nazis y nos centramos en el poderosísimo Imperio Japonés. Antes del comienzo del episodio propiamente dicho, un mini-documental sirve para que nos pongamos en antecedentes y también se emplean los testimonios de los propios protagonistas, al igual que se hacía en Band of brothers, ya que, en este caso, la serie también está basada en las vidas de varios Marines.

El episodio muestra brevemente algo de la vida de esos protagonistas antes de marcharse a la guerra. Robert "Bob" Leckie, que se marchará dejando atrás a la vecina de la que está enamorado (Vera) y a su familia (muy emotiva la despedida de su padre, que intenta retrasar todo lo posible despedirse del hijo). Eugene Sledge, que no se va por una enfermedad que padece, aunque si se marcha uno de sus amigos (Sid Phillips), y John Basilone, cuya cena de despedida con toda la familia también se ve y también resulta bastante emotiva.


Los Marines van hacia Guadalcanal, aunque algunos no saben ni pronunciarlo, y lo único que tienen claro es que hay que quitar a los japos del medio. La realidad es que los japoneses estaban construyendo un aeródromo para poder bloquear la ayuda que Estados Unidos prestaba a Australia y para que este país quedase aislado y no pudiera ser usado como base por los americanos. Cuando los Marines llegan a la costa, tras una pequeña travesía en las barcazas y mucha tensión acumulada, lo que se encuentran al desembarcar es a un montón de los suyos tranquilamente sentados en la playa. La tranquilidad dura hasta que toca avanzar hacia el interior y entonces vuelve la tensión. Un montón de sonidos propios de la selva, animales, los propios soldados al pisar ramas, miradas a todas partes... y ni rastro de japoneses durante bastante tiempo, lo único que se ve de ellos son los restos de un campamento. Esta parte me ha parecido bastante buena, son varios minutos en los que apenas hay diálogo pero se masca la tensión y los nervios de los Marines porque saben que en cualquier momento pueden aparecer sus enemigos. Cuando llega la noche se llevan el primer susto, una falsa alarma que acaba con la vida de uno de los Marines por culpa del fuego amigo.


Tienen que seguir avanzando y, llegada la siguiente noche, serán testigos de lujo de la batalla en el mar entre los buques americanos y los japoneses, algunos siendo optimistas y otros (Leckie) no tanto. A la mañana siguiente se encuentran solos porque los japoneses le han dado una buena paliza a la Armada, y los siguientes en recibir el ataque serán ellos. El encontronazo será en medio de la noche y dejará un saldo favorable para los Marines, aunque un japonés herido les dará un disgusto (autoinmolándose y llevándose por delante a dos soldados americanos) y con otro jugarán los Marines hasta que a Leckie le parezca suficiente y decida acabar con la vida del japonés antes que seguir viendo cómo le humillan. La llegada de refuerzos hará ver el contraste entre los que llegan como nuevos y nuestros Marines, bastante machacados.


El final del episodio es con los Marines volviendo a adentrarse en la selva, después de que Leckie haya leído la carta de su padre y Phillips la de su amigo Eugene, que se lamenta por no poder estar combatiendo como él.

0 comentarios: