¡Bienvenid@s!

Esperamos que disfrutéis de las series tanto como lo hacemos en este blog.

¡Gracias por visitarnos!

Contacta

pastelitoschicotropicos@gmail.com

Enlázanos

Enlázanos

Ahora mismo nos visitan...

Follow the leaders!

Aviso

Los enlaces publicados en Pastelitos Chicotrópicos fueron encontrados en la Web. Nos limitamos a compartir la información, no la proveemos.
martes, 2 de febrero de 2010

HIMYM - Repaso al 5x14 "The Perfect Week"


Cuando Barney está nervioso, se imagina a sí mismo siendo entrevistado por un periodista deportivo. ¿Por qué está nervioso Barney? ¿Qué le contará al periodista?
 

Barney trata de conseguir una hazaña: The Perfect Week (la semana perfecta), es decir, enrollarse con siete chicas en cada uno de los siete días de la semana. Y todo parece que va viento en popa...


Sin embargo, la semana de los demás no es tan buena. Por un lado, Marshall y Lily echan a perder una cita doble cuando afirman que comparten cepillo de dientes. Ted se burla del nombre de una estudiantes, la pobre Cook Pu (cocinar mierda), que decide abandonar la clase -lógicamente- y por ello Ted se siente mal. Y por último Robin, que tiene una cita con Dale, un tipo que no le gusta nada, pero está deseando que la llame. A pesar de todo, la semana de los cuatro se irá volviendo entretenida observando las andanzas de Barney. 
                         
En la quinta noche, empieza a volverse aún más interesante. Marshall les cuenta a los demás que ha visto cómo a Barney le echaban una bronca y que es posible que le despidan en los próximos días. Mientras Lily es partidaria de intervenir y hablar con su amigo, los demás se niegan, alegando que no quieren estropear lo que está a punto de conseguir (decir "perfect week" puede darle mala suerte y todos lo evitan). Como era de esperar, la quinta noche le sale bien a Barney... Y también la sexta, ya que llega al apartamento habiendo conseguido ya su sexta chica. Es entonces cuando Lily interviene, a pesar de las reticencias de los demás y del propio Barney... y es entonces cunado pronuncia las palabras malditas. ¡Horror! Todo puede irse al traste. Mientras tanto, cada vez que Robin recuerda lo de Pu, Ted recuerda lo de Dale, y descubrirán que el cepillo de dientes no sólo lo compartieron Lily y Marshall, sino que ese cepillo era el único que había en el piso cuando Marshall vivía con Ted. 
La séptima y definitiva noche llega. Parece que a Barney le va bien. ¡Será que la mala suerte no existe!, comenta Lily... ¡zas! Eso también da mala suerte. Para colmo, entra en el bar un jugador de los New York Yankees y la chica de Barney pierde la atención. Hay que hacer algo, así que Lily se lanza en plancha y cae ante la chica, solicitando que la ayude. ¡Bien, será que no existen los gafes!, dice entonces Marshall... ¡zas! ese comentario da también mala suerte y la chica se vuelve a escapar, así que ahora todos corren a la mesa del jugador y consiguen sentarse antes de que la chica pueda llegar. Barney lo consigue. Por el camino, se descubre que Robin usaba también el cepillo de dientes de Ted...

Barney estaba nervioso, por eso se imaginaba contando la historia de la semana perfecta a su entrevistador imaginario. Estaba nervioso por su posible despido que al final no se produce. "Ha debido ser una semana dura para ti", le dice su jefe, a lo que Barney contesta: "Apenas he dormido". Pillín.

Como colofón, el tema Cook Pu sigue trayendo cola porque hay un pedido para ella en el bar. Ted cree que se trata de una broma de sus amigos y vuelve a comentar lo estúpido que es el nombre y lo estúpido que suena cada vez que lo dices... Cook Pu estaba allí.

0 comentarios: