¡Bienvenid@s!

Esperamos que disfrutéis de las series tanto como lo hacemos en este blog.

¡Gracias por visitarnos!

Contacta

pastelitoschicotropicos@gmail.com

Enlázanos

Enlázanos

Ahora mismo nos visitan...

Follow the leaders!

Aviso

Los enlaces publicados en Pastelitos Chicotrópicos fueron encontrados en la Web. Nos limitamos a compartir la información, no la proveemos.
viernes, 6 de noviembre de 2009

VuelVen los Visitantes... V - 1x01 "Pilot"

Por fin han llegado los visitantes. O mejor dicho: han vuelto, porque esto es un remake de V y, OH MY GOD!, ojalá todos los remakes fueran así.

No sigas leyendo si no has visto el episodio Piloto, pero mira esta promo y ¡corre a ver el capítulo!



Y ahora, si has sido buen@ y has visto el capítulo, ¡a leer se ha dicho!



Los ocho primeros minutos de la serie (me he fijado, sí) son para hacer la ola. En esos ocho minutos conocemos a prácticamente todos los protas, a la vez que vislumbramos que algo pasa... Temblores, el reflejo de algo muy grande en los rascacielos de Nueva York... y entonces vemos la nave, la nave que se ¿abre?, se ilumina y, como si fuera una pantalla de cine a lo bestia, aparece una mujer. ¿Quién es esta pava y por qué tiene una pedazo de nave encima de nuestras cabezas? Se llama Anna y está aquí porque ella y sus amiguitos del otro lado del Universo necesitan cosas que tenemos en la Tierra. A cambio, nos ayudarán aportándonos su tecnología y conocimiento. Siempre en paz. ¡JA!


Ante el mensaje de los visitantes, reacciones para todos los gustos. Bueno, la primera reacción es flipar hasta decir basta, claro. Después están los que se convierten en groupies de los V y los que no terminan de fiarse. Empecemos con el segundo grupo: los escépticos. La primera es Erica Evans (o mi amada Juliet Burke en Lost). Una agente del EFBIAI que ve relación entre la llegada de los visitantes y una célula terrorista que busca C-4 (explosivos). El segundo es un sacerdote, el Padre Jack Landry, que se cuestiona la llegada de los visitantes porque lo hacen en el momento en el que, según él, más lo necesitamos. Por otro lado, encabezando a los groupies, el hijo de Erica, Tyler. Lo que no se sabe es si adora a los extraterrestres estos por todo lo que prometen, porque la nave mola mogollón o porque las titis están muy buenas. Por otro lado, tenemos a Ryan y Valerie. Ella lo observa todo alucinando tanto como todo el mundo, mientras que él comienza a recibir llamadas extrañas en cuanto los visitantes hacen su aparición. Por último, Chad Decker, un periodista que pasa sin pena ni gloria por la televisión americana hasta que la jefa V, Anna, se fija en él y le toma por su periodista de cabecera.

Sobre Erica... Bien, ella se pone a investigar esa conexión entre la aparición de los visitantes y las operaciones de una célula terrorista. Sus pesquisas -tras encontrar un cadáver y un porrón de pasaportes falsos y explosivos- acaban conduciendo a la intrépida agente del EFBIAI a una extraña reunión...

El padre Jack no termina de creerse que haya que confiar en los visitantes porque sean criaturas de Dios (al parecer el Vaticano lo tiene clarísimo), a pesar de observar con sus propios ojos los milagros que hacen. La desconfianza que pone de relieve en uno de sus sermones provoca que un feligrés -con una importante herida que afirma que le han causado los visitantes- se acerque a él, le entregue un sobre y le pida que lo lleve a la dirección que pone en él porque es muy importante. Si lo dice un moribundo hay que creérselo y eso hace el padre Jack que, también, acaba en una reunión.

Mientras Valerie sospecha que su novio-casi-prometido tiene un ligue porque no para de recibir llamadas de "nadie", Ryan es abordado en la calle por un tal Georgie, que le pide que se una a ellos. Dice que están reclutando gente y que son más cuidadosos que antes, pero Ryan pasa. Por si las moscas, Georgie le da la dirección del próximo lugar en el que se van a reunir. ¿Vamos atando cabos?

Chad Decker es invitado a entrevistar a Anna. Ésta le advierte diciendo, poco más o menos: "cuidado con preguntar cosas que nos hagan quedar mal". El periodista tiene que tragarse el orgullo de reportero dicharachero y plegarse a las exigencias de la alienígena porque:
1. Está buena.
2. Es la oportunidad de su vida (laboral, no sexual -en principio-).
Haciendo caso de lo que la jefa V dice, consigue que los visitantes quieran contar con él para comunicarse con el resto de los terrestres.

Tyler y su amigo Brandon, hormonas adolescentes desatadas mediante, visitan la nave de los visitantes, se quedan prendados de la visitante Lisa y acaban por unirse al Programa Embajadores de la Paz, para propagar el mensaje de esperanza de los V. Tyler y Brandon, captados.


Había dejado en el aire el tema de la reunión. Erica decide acudir tan sólo acompañada por su compi Dale porque sospecha que hay un topo que avisa a los terroristas cuando el EFBIAI les pisa los talones. En cuanto llega, se ve que allí también están el cura escéptico y Georgie que, al parecer, es el que dirige todo el tema y el que nos informa de que los visitantes no son tan buenos como parecen, que llevan muchos años entre nosotros y que su objetivo último es la exterminación de la raza humana. Jiña, ¿qué no? Erica empieza a pensar que todo eso son chorradas hasta que Jack enseña lo que contiene el sobre: fotos de supuestos visitantes infiltrados en la Tierra. ¡Oh, casualidad! Uno de ellos aparecía también en uno de los pasaportes falsos que el EFBIAI había encontrado. Todo empieza a encajar.


Lógicamente, la reunión no podía ser un remanso de paz y se produce un ataque de un grupo de visitantes. Entre ellos Dale, el compañero de Erica. Pero también aparece Ryan liándose a guantazos con todo el que pilla y, cuando la cosa se calma, se descubre el pastel: él es uno de ellos (un V) pero es un desertor y está dispuesto a ayudar a los humanos. ¡Más majo que las pesetas! La gracia va a ser contárselo a Valerie porque el sueño de toda mujer es casarse con un reptil. ¡Hay cada lagarto macizo...!


Por su parte, Erica y Jack tiene claro que hay que pasar a la acción y armar la Resistencia. Los dos coinciden en algo: los V cuentan con un arma muy poderosa, que es la devoción de los humanos. Hablando de devoción, "romántica" esa escena en la azotea, ¿no? Presiento que al páter le va a durar poco la sotana...

Y mientras tanto, Anna lo observa todo con tranquilidad desde su nada ostentosa nave (cáptese la ironía). Parece que las cosas le están saliendo bastante bien a la muy lagarta...


3 comentarios:

desiii dijo...

Pa mala Diana la primigenia precursora avanzadilla de los V aquellos de los años 80 ais! y esa primera vez de deglutir un ratón eso ha pasado a la historia de la tele!

HeLeN dijo...

¡A saber qué se come Anna! (que nadie saque la frase de contexto xD)

Raquel dijo...

pues que se va a comer anna...si esq...
bueno, visto el primer capi. al principio no me acabab d gustar, pero conforme iba avanzando...me mola
pero QUÉ YUYU!!!
y el cura...jejeje... veo futuro con la rubia (¿dónde está sawyer!!)