¡Bienvenid@s!

Esperamos que disfrutéis de las series tanto como lo hacemos en este blog.

¡Gracias por visitarnos!

Contacta

pastelitoschicotropicos@gmail.com

Enlázanos

Enlázanos

Ahora mismo nos visitan...

Follow the leaders!

Aviso

Los enlaces publicados en Pastelitos Chicotrópicos fueron encontrados en la Web. Nos limitamos a compartir la información, no la proveemos.
martes, 10 de agosto de 2010

Mad Men - Repaso 4x03 "The good news"

El año 1964 está a punto de quedar atrás. La oficina se vacía y sólo sobre dos personajes principales (Don y Joan) gira este episodio, añadiéndose -sobre todo en los minutos finales- un secundario (Lane). Irónicamente, para ninguno de los tres el capítulo trae muy buenas noticias.


Joan tiene sobre todo preocupaciones familiares. Planea quedarse embarazada en un futuro no muy lejano, aunque le preocupan dos abortos previos, el primero de ellos parece ser que hecho sin demasiadas garantías. Por otro lado, su marido Greg se marchará pronto, primero a recibir formación y luego a Vietnam. Para colmo, Joan intenta pedirle a Lane un par de días libres para coincidir con Greg, algo a lo que Lane se niega, pero la cosa empeora cuando su secretaria, en lugar de enviarle flores a su mujer a Londres se las manda a Joan y ésta aparece en su despacho lanzándoselas a la cara. En resumen, que la super-jefa de las secretarias no atraviesa su mejor momento.

Tampoco lo hace Don, que decide parar en Los Ángeles para ver a Anna antes de dirigirse a Acapulco, donde planea pasar sus vacaciones. Por Stephanie (la sobrina de Anna) descubre que su amiga está enferma de cáncer y que además ni siquiera lo sabe. Patty, su hermana, prefiere no decírselo y aunque Don discrepa, opta finalmente por no decir nada. Eso sí, promete que volverá a verla con sus hijos. A título personal, me parece una lástima lo de este personaje (Anna). Es quizás la única amiga de Don (o Dick) y tienen una relación muy bonita, a lo mejor por lo "raro" que resulta que Don no haya tenido nada con ella más allá de la amistad.

En fin, Don decide pasar de Acapulco y volver al despacho, donde se encuentra con Lane. Como los dos están solos, acaban en el cine, de cena, de copas y con un par de chicas de compañía. Lane se abre y le cuenta a Don que su mujer no quiere volver de Londres, por esa razón Don decide consolarle a su manera (con las chicas). Dejar que alguien le llore sobre el hombro no le va a Don.

Y así cambian de año. La única buena noticia -que Lane le da a Don- es que la empresa no está tan mal. Ya veremos cómo va 1965.

0 comentarios: